sábado, 7 de septiembre de 2013

Willy Reyes se burla de la justicia, denuncian en acto a dos años del asesinato de Moisés Villanueva

*El gobernador tiene en sus manos resolver el homicidio de su esposo y su chofer, reprocha la viuda Lucía Leyva. La viuda de Estrada Vázquez, Anahí Morán Gálvez, dice que ha sido abandonada por todos y demanda justicia
A dos años del asesinato del diputado federal priista na savi Moisés Villanueva de la Luz y de su chofer Erick Estrada Vázquez,  militantes del PRI y la familia claman justicia.
“Si el gobierno quiere hacer las cosas las hace, como el caso de Nestora”, ejemplificó la viuda, Lucía Leyva Rojas, en un homenaje al diputado asesinado.
Por su parte, la viuda de Estrada Vázquez, Anahí Morán Gálvez, se quejó de que no fue invitada al acto y que ha sido ignorada por los priistas, “he buscado su apoyo y me dicen que no hay nada porque sólo era el chofer y justicia sólo la de Dios, para los pobres no existe”, dijo.
Al ex alcalde Willy Reyes Ramos, acusado de ser el autor intelectual de los homicidios, se le
vio en la catedral con el cortejo fúnebre de Emma Acevedo Ortega, esposa del ex presidente municipal Vicente Vázquez; iba con su esposa Maramilpsa Garnelo, y se cruzaron en el atrio con el grupo de priistas que llegaba a la misa del diputado Moisés Villanueva, sin que hubiera saludos.
El homenaje a Villanueva de la Luz se realizó en las instalaciones del PRI municipal, después de la misa realizada en la catedral de San Agustín, a la que asistieron los militantes cercanos al diputado federal Manuel Añorve Baños, como Javier Morales Prieto, el presidente del Comité Municipal del PRI Enrique Camarillo, Felicitos García Martínez y José Rocha, entre otros de Alcozauca y Cochoapa el Grande.
La actividad inició poco después de las doce del día, y habló Álvaro Leyva Reyes, representante del líder estatal priísta Cuauhtémoc Salgado, quien dijo que exigían  justicia y  que  no entendían al gobierno, ya que había detenidos que señalaban al autor de ese asesinato, que anda libre burlándose de la justicia, en referencia a Willy Reyes.
En alusión a las aspiraciones de Willy Reyes de ser nuevamente alcalde de Tlapa, agregó que “sería tonto que los priistas le abran la puerta a los delincuentes, porque anda diciendo que va a buscar nuevamente le den la oportunidad de aspirar, yo les digo compañeros y paisanos, que se pongan las pilas para no abrir las puertas a los delincuentes y yo se lo diré al dirigente estatal”.
La viuda Lucía Leyva Rojas dijo que el gobernador tiene en sus manos resolver el asesinato, no sólo de una persona sino de dos, su esposo y su chofer Erick Estrada, “si quisieran el asesino estaría tras las rejas, pruebas hay de sobra, el gobierno cuando quiere actuar lo hace y ahí tenemos el caso claro de la señora Nestora”.
Agregó que muchos la señalan de que “Willy Reyes me compró, que me dio un billete y por eso estoy callada, pero eso es mentira, porque gracias a Dios puedo trabajar y nunca voy a pedirle dinero, menos a él,  pido que se haga justicia”, remarcó.
Las participaciones coincidieron en respaldar a la viuda y reconocieron el trabajo de Villanueva de la Luz, como el ex diputado Morales Prieto que recordó que el homicidio ocurrió días después de su cumpleaños y que con su ayuda recuperaron el municipio de Alcozauca.
El dirigente cenecista y coordinador de la actividad, Javier Vázquez Ayala, leyó una semblanza del diputado y criticó que el presidente municipal, Victoriano Wences Real, cuando fue diputado no votó por el desafuero de Willy Reyes Ramos, acusado de ser el autor intelectual de los dos homicidios.
El homenaje terminó en media hora con un recorrido en las oficinas del PRI, donde había fotografías de las actividades del diputado.
En el acto se ignoró prácticamente al chofer y su familia estuvo ausente.

La viuda y el PRI me dieron la espalda
En entrevista en su casa, Morán Gálvez dijo que no fue invitada al homenaje luctuoso porque “mi esposo sólo era el chofer, no era  nadie, me dijo Javier Vázquez Ayala”, por lo que lamentaba que los priistas le dieran la espalda cuando su esposo, de 25 años, fue asesinado por trabajar con Villanueva de la Luz y murió “por cosas del diputado”.
Su reclamo llegó hasta Lucía Leyva Rojas, a quien acusó de quedarse con los apoyos económicos que le hicieron llegar diversos personajes políticos y del Congreso de la Unión, sin considerar a su marido por haber sido sólo el chofer de Villanueva de la Luz,  “no mi empleado”, según le contestó una vez.
Dijo que en estos dos años se cansó de exigir justicia y apoyo para su hijo, ya que gestionar genera gastos y luego los funcionarios no la reciben.
Dijo desconocer el contenido de las investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del estado, ya que no le dan información desde que Leyva Rojas le dijera que cada quien exigiera justicia por su lado, “pero yo ya dejé de pelear con políticos y pedir justicia porque esa va para los políticos grandes”.
Dijo que Fermín Alvarado, Alicia Zamora y Cuauhtémoc Salgado le prometieron apoyos sin cumplirle, y de ignorarla en su petición de justicia y respaldo por el asesinato de su esposo.
Agregó que la justicia es difícil para los ciudadanos comunes y corrientes que la piden, ya que Estrada Vázquez apenas tenía cuatro meses trabajando con el diputado, pero muchos sueños de hacer una carrera política que le fue arrebatada a los 25 años, dejando a su hijo, ahora de tres años, en la incertidumbre.
Carmen González Benicio
Tlapa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario