viernes, 20 de septiembre de 2013

Informan municipios de 29 muertos en La Montaña además de sepultados por derrumbes y desaparecidos

En Malinaltepec 19 decesos y la carretera Tlapa-Marquelia está devastada. Tiene desplazados en El Tepeyac, Filo de Acatepec, La Unión de las Peras, La Lucerna y sus anexos y Moyotepec. Dos en Tlapa, inundaciones en casas y riegos y puentes dañados. En Copanatoyac riesgo de que un cerro caiga sobre la cabecera municipal. Ocho perdieron la vida en Acatepec. El Ejército “sólo acudía para tomar fotos de las desgracias”, se quejan en una reunión con la presidenta del DIF estatal
En la región de la Montaña hay 29 muertos, informaron municipios de la región en una reunión en esta ciudad, de los cuales 19 son de Malinaltepec, dos de Tlapa y ocho de Acatepec, sin contar a los que fueron sepultados por los derrumbes y los que están desaparecidos.
En el DIF estatal, personal de Protección Civil del estado intentó desinflar la cifra y dijo que tiene “comprobados” 18 casos de personas que murieron debido a la tormenta Manuel.
En la reunión estuvieron la titular del DIF estatal, Laura del Rocío Herrera de Aguirre, quien llegó este viernes en helicóptero, autoridades municipales de Acatepec, Malinaltepec, Iliatenco, Atlamajalcingo del Monte, Metlatónoc, Cochoapa el Grande, Alcozauca, Alpoyeca, Tlapa, Xochihuehuetlán, Tlalixtaquilla y Huamuxtitlán.
Ahí resumieron sus afectaciones en decesos de ciudadanos,  incomunicación por caminos destrozados o tapados por deslaves, la ruptura de puentes, casas inundadas y devastadas, pérdida de cosechas,  desplazados por hundimientos o deslaves, el corte de energía eléctrica y las redes de telefonía fija y celular,  entre otros.

Propusieron que el Ejército en helicópteros lleve alimentos a las comunidades a las que no se puede acceder vía terrestre y se desconoce su situación real después de cuatro días de que se conocieron los estragos de la tormenta y el huracán Ingrid, el 15 de septiembre.
La presidenta del DIF dijo que la prioridad era rescatar a la gente que está en riesgo, llevarle comida y agua, lo que se haría vía aérea con apoyo del Ejército. Después se atenderán los daños materiales.
Pidió a los alcaldes verificar que tienen el folio y ticket de Sedesol para ser beneficiarios de los recursos federales ya que no bastaba estar en una lista y luego no les den el dinero.
Ayer se reactivó el sistema de telefonía fija y celular y la tarde del miércoles la carretera federal Tlapa-Chilpancingo fue habilitada temporalmente en el tramo que se llevó el caudal del río Tlapaneco.
Se dijo que la carretera Tlapa-Huamuxtitlán ya estaba abierta, que días antes se usaron canoas para pasar cuyo costo era de 50 pesos por persona, mientras otros eran guiados y rodeaban riegos a pie por la misma cantidad, en medio del lodo y ante el riesgo de mordeduras de serpientes.
En la reunión de la Secretaría de Salud se dijo que no contaba con médicos ni enfermeras ya que muchos se habían quedado en Chilpancingo y Acapulco y por eso no tenían la capacidad para atender a la población. Herrera de Aguirre dijo que los localizaran para traerlos vía aérea ya que en todos los municipios se necesitaba su ayuda.
Se  habló de que no había maquinaria en Tlapa porque toda estaba contratada para la apertura de caminos y que se iban a solicitar de Puebla. En este momento el presidente municipal de Tlapa pidió que se hiciera una revisión real porque se estaba beneficiando a unas cuantas personas, “no le den los trabajos a una sola empresa ni se haga por compromiso, no es el momento, hay más maquinaria disponible en la ciudad sólo hay que hablarles a los que tienen”.
El tesorero de Malinaltepec, el  más afectado con pérdidas humanas, dijo que en su último dato era de 19 decesos y que toda la carretera Tlapa-Marquelia estaba devastada, por lo que no se podía entrar a las localidades y que tenían desplazados en El Tepeyac, Filo de Acatepec, La Unión de las Peras, La Lucerna y sus anexos y Moyotepec.
Urgió la apertura de caminos, ayuda alimentaria y el servicio de energía eléctrica.
De Tlacoapa no llegó nadie, pero se dijo que más de la mitad del poblado fue afectado y que como el agua se llevó el panteón los cadáveres se estaban descubriendo provocando enfermedades. Esta comunidad está sin acceso al igual que Totomixtlahuaca, donde necesitan alimentos.
De Cochoapa el Grande llegó un representante porque el alcalde no puede salir, se hacen de 10 a 12 horas a pie porque todos los caminos están rotos y no hay forma de llevar ayuda a donde está más afectado, como San Rafael que se hundió y pidió un albergue ahí, Yozondacua del Carmen y Dos Ríos donde no hay alimentos, maíz ni agua.
De Metlatónoc sólo llegó un habitante de San Juan Puerto Montaña que dijo que no hay paso ni luz, hay derrumbes y no tienen apoyo.
El alcalde de Tlapa dijo que hubo dos decesos, inundaciones en casas y riegos, puentes dañados que se atendieron a tiempo, por lo que daba prioridad a otros municipios más afectados.
En este tenor se manifestaron las autoridades de Xochihuehuetlán, Huamuxtitlán, Alpoyeca y Tlalixtaquilla pero solicitaron los apoyos del Fondo para Desastres Naturales (Fonden) para las siembras afectadas que representaban varias hectáreas que aún no terminaban de cuantificar,  daños en inundaciones y obras afectadas.
De Copanatoyac llegó la presidenta del DIF municipal, quien reportó inundaciones en Oztocingo e incomunicación porque se cayeron los puentes de Patlicha, Oztocingo y de Atlamajalcingo del Río. Los caminos están cerrados por la tierra, están sin energía y con el riesgo de que un cerro caiga sobre la cabecera municipal.
Por su parte, la presidenta del DIF de Atlamajalcingo del Monte dijo que tiene a una persona desaparecida, nueve comunidades afectadas y más de mil 200 viviendas afectadas, sin luz y los caminos están destrozados.
De Iliatenco no hubo autoridades pero sí originarios del lugar que dijeron que hay fuertes afectaciones en las comunidades de Plan de Galeana, la cabecera municipal, San Antonio, San Isidro y Alchipahuac. Un vecino dijo que viajó ocho horas a pie para llegar a la ciudad e informar y pedir ayuda porque no hay alimentos. No pudo contener las lágrimas al narrar lo que pasó.
El presidente de Acatepec dijo que tenía registrados ocho decesos y que se habla de desaparecidos: seis murieron en la comunidad de Chirimoyo aplastados por un derrumbe y dos niños quedaron atrapados en una barranca.
Dijo que todo su municipio está incomunicado por los derrumbes y desgajamientos de carreteras que sepultaron maquinaria de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y que aún no tenía cuantificados los daños.

Denuncian racismo de los gobiernos del estado y federal
Representantes de las organizaciones Red Macuilxochitl,  Movimiento Cultural Patriótico (Mocupa), Comité Regional de Gestoría y Defensa Social dijeron que desde el  domingo 15 de septiembre solicitaron ayuda al Ejército para que acudiera a la comunidad de El Tejocote, del municipio de Malinaltepec, a sacar los cuerpos de las cuatro personas que quedaron sepultadas bajo el lodo por un derrumbe que aplastó sus viviendas y que apoyara en la labor de rescate de las localidades de El Tepeyac, Filo de Acatepec y La Unión de las Peras ante el riesgo de que la población quedara bajo el lodo por los hundimientos que había, pero después de hacerlos esperar más de dos horas les respondieron que no tenían maquinaria ni podían acudir sin las instrucciones de sus susperiores.
Lamentaron que el presidente municipal de Malinatepec, Aristóteles Tito Arroyo no se presentara con los afectados y cuando lo hizo no llevó ningún apoyo.
Los afectados necesitaban despensas y cobijas porque se salieron de sus casas por los riesgos que corrían y se instalaron en campamentos improvisados con lonas y plásticos mientras la lluvia continuaba y el frío se intensificaba.
Dijeron que tampoco apoyó a los más de 100 habitantes de El Filo, El Tepeyac y La Unión que accedieron a un albergue en Tlapa “los dejó a su suerte, salen a pedir cooperación para comprar cosas pero el de Malinaltepec ni se ha aparecido ahí, y es el de Tlapa quien los alimenta con grupos civiles y religiosos que les donan cosas”.
Lamentaron que el gobierno se centrara en Acapulco y Chilpancingo y que justificara su negligencia con el argumento de que La Montaña es de difícil acceso y que las condiciones climáticas no permitían llegar por aire o tierra.
Denunciaron racismo del gobierno estatal, pues se quejaron de que la Montaña siempre sea atendida al último sólo porque reune a la mayor población indígena, ahí no hay turismo ni otras actividades redituables para el gobierno.
Reprocharon que el Ejército no respondiera como se pretende hacer creer a la población, pues “sólo acudían a las comunidades para tomar fotos de las desgracias, sin llevar ningún tipo de ayuda a las familias, al contrario, pedían que se les diera de comer”.
Remarcaron la falta de compromiso de los diputados locales a los que les corresponden los municipios afectados porque ninguno ha hecho presencia, “vimos a Daniel Esteban González comprando su despensa en el Súper Che, bien cambiado y en las afueras estaba un centro de acopio para damnificados  y ni se acercó”.
Agregaron que cuando se tiene voluntad se apoya porque “nosotros desde el lunes entregamos los víveres a los de la zona me’phaa desde Malinaltepec hasta donde se llegó que fue a La Antena y lugares cercanos y hasta este jueves empezaron  a salir  los del gobierno”.
Carmen González Benicio
Tlapa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario