viernes, 20 de septiembre de 2013

Claman por ayuda en Chilapa; más de 2 mil 500 afactados no tienen comida y duermen en árboles

Autoridades comunitarias de la parte alta de Chilapa clamaron por ayuda a las autoridades para salvar a más de 2 mil 500 personas que están incomunicadas, sin comida y durmiendo en los árboles porque sus casas están inundadas.
El alcalde de Chilapa, Francisco Javier García informó que hay dos personas desaparecidas y decenas de comunidades incomunicadas y se quejó de que la ayuda que ha recibido el municipio del gobierno del estado y del gobierno federal ha sido mínima.
La tormenta tropical Manuel destruyó un puente de acceso a la ciudad, derribó viviendas de concreto y bardas y hay más de 30 derrumbes sobre la carretera federal Chilpancingo-Tlapa en el tramo Tixtla-Chilapa.
Entrevistado en el albergue del auditorio municipal, el alcalde informó que hay dos personas desaparecidas en las comunidades de Tres Cruces y Lodo Grande.
Dijo que el camino a la comunidad de Mexcalcingo y a decenas de localidades de la parte alta del municipio están bloqueados y que tal vez en un día y medio puedan ser abiertos a la circulación con maquinaria pesada.
Comentó que ya se han desbloqueado las rutas de El Jagüey, Tlamixtlahuacán, Santa Catarina, Coaquimixco, Acatlán y Atzacoaloya.
Añadió que se está levantando un censo para cuantificar los daños materiales que en todo el municipio provocó la tormenta tropical Manuel.
En tanto, en el albergue temporal permanecen 483 personas registradas recibiendo

alimentación y techo, luego de que el río Ajolotero se llevara sus pertenencias.
El puente Morelos que fue construido a principios del siglo XX y que es la principal entrada al centro de esta cuidad se desplomó la tarde del lunes por el desbordamiento del río Ajolotero, que además derribó viviendas de concreto y bardas que colindan con su cauce.
La noche del miércoles en la carretera Chilapa-Tixtla, en el punto conocido como La Cuerda del Peral, parte de un cerro se desgajó bloqueando totalmente la vía que fue abierta la mañana de ayer.
En ese tramo hay más de 30 derrumbes con lodo, piedras, ramas y rocas gigantes sobre el pavimento, lo que dificulta el tránsito en esa vía de por sí peligrosa por las las constantes curvas y voladeros. Hasta ayer los derrumbes de esa carretera federal no habían sido atendidos por ninguna autoridad.
El comisario de la comunidad de San Marcos Majada de Toro, Francisco Bruno Carbajal pidió ayuda urgente para rescatar a más de 2 mil 500 personas que quedaron aisladas, sin comida y con sus casa inundadas. Él salió de su comunidad caminando durante ocho horas, “desde el fin de semana la comunidad quedó inhabitable, en desastre total”.
Acompañado de cuatro pobladores de comunidades distintas solicitó de manera urgente despensas, ropa, colchonetas, cobijas y atención médica debido a que las personas perdieron todo, no hay albergues y mucha gente se ha visto orillada a dormir en los árboles.
El punto mas cercano donde se puede llagar por vehículo es a la comunidad de El Tlanicuilulco y de ahí caminar ocho horas para llegar a San Marcos Majada de Toro. Las autoridades desconocen la situación actual de ese poblado debido a la falta de comunicación y aún sigue lloviendo. (Luis Daniel Nava / Chilapa).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario